Su obra se origina en el vínculo con su entorno inmediato. Austera, serena y carente de intenciones subversivas, su manera de pintar se vincula a los géneros pictóricos tradicionales en cuales se podrían clasificar sus obras: la naturaleza muerta, el paisaje y el retrato. La naturalidad de las imágenes proyectadas son resultado del ejercicio natural y meditativo de su pintar.

Camila Montero

Interior

Óleo sobre tela

50 x 50 cm